Piloto y copiloto intercambian sus posiciones en marcha cuando les perseguía la policía morala

0

Algunos conductores rizan el rizo a la hora de cometer infracciones. Es el caso de lo ocurrido en Navalmoral de la Mata en la madrugada del pasado 9 de marzo, incidente que recoge el parte policial de la semana.

La Unidad de Intervención USCI de la Policía Local estaba haciendo un servicio cuando a las 4:40 detectó un vehículo que estaba siendo conducido por una persona de la que se tenía constancia que tenía retirado el carné de conducir.

Ante tal situación, la policía emitió señales luminosas para que se detuviera, pero hizo caso omiso, iniciándose una persecución por diversas calles de Navalmoral. En la huida el vehículo circulaba en zig-zag y los agentes observaron cómo piloto y copiloto intercambiaban sus posiciones en plena marcha. Finalmente, fueron parados cuando intentaban abandonar Navalmoral por la Avenida de las Angustias.

Lío en el control de alcoholemia

El conductor del vehículo -el que lo conducía inicialmente- se negó a pasar el control de alcoholemia. Lo hizo varias veces. Por ello, pasó a disposición judicial por no querer someterse al control y por conducir con el carné retirado.

A su compañero -el que terminó conduciendo- se le hizo la prueba sin que se opusiera a ella. Dio negativo en alcohol, pero positivo en drogas. Pasó también a disposición judicial como cooperador necesario de la comisión de un delito. Además, recibió una propuesta de multa de 1.000 euros y de retirada de 6 puntos del carné de conducir.

Compartir

Comenta esta noticia

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Aceptar