El Centro Cultural La Gota tiene goteras

0

En plena Navidad ha llegado el varapalo: ¡El Centro Cultural La Gota tiene goteras! Lo que podría parecer una broma de mal gusto se está convirtiendo en los últimos días en un quebradero de cabeza para el equipo de gobierno, ahora que se había abierto al público un espacio que llevaba mucho tiempo construído y sin uso. Es la gota que colma el vaso.

La zona afectada es la segunda planta, nada que ver ni con la planta baja ni con la cuarta que están estos días abiertas.

La culpa de todo la tiene el jardín vertical. Es bello, muy bello, y otorga un sabor natural a un edificio preñado de arquitectura puntera, pero el riego del jardín vertical está suponiendo un verdadero problema para el edificio. El Ayuntamiento se está planteando dos opciones: dejar de regar el jardín vertical o cambiar de estrategia.

Ese cambio de estrategia supondría la creación de un acuario en el segundo piso aprovechando las filtraciones de la pared.

En dicho acuario se contemplaría la posibilidad de introducir especies exóticas y luminarias led que se encuadrarían en el plan de eficiencia energética emprendido desde el Ayuntamiento, lo que supondría ahorrar 37 céntimos más al año frente a los 70.000 euros de ahorro previstos.

Compartir
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Aceptar