Carnavalmoral brilla bajo el sol en su primer desfile

0

La luz del sol invernal multiplicó los colores en el primer desfile del Carnaval moralo, un desfile en el que la alegría volvió a bullirpor la peatonal ante miles de espectadores que disfrutaron con las 10 comparsas y las 7 carrozas que cumplieron el clásico itinerario de la gran cita carnavalera.

Las nubes aparecieron, pero lo hicieron cuando ya habían transcurrido dos horas de desfile, por lo que no deslucieron la cita festiva.

Abrían la comitiva la carroza de la reina infantil, Valeria Macías, y la de sus damas. Tras ellas, la comparsa infantil del colegio Campo Arañuelo con “Anjanas”, hadas del bosque aladas de la mitología cántabra con el verde como color primario, y la comparsa también infantil de El Pozón con “El bosque (encantado) del Pozón” con sus blancos, sus flores a la espalda y sobre la cabeza y sus báculos de madera.

La primera carroza, fuera de concurso, la de Diversia con sus frutas infantiles. Fresas, naranjas, sandías, peras, limones y un plátano abierto.

La comitiva seguía con la comparsa de “El Grito”, en su primera aparición en el desfile, ofreciendo su ritmo frenético y sus tonos blancos y negros con tocados de pavo real al viento.

El público pudo ver la espectacularidad de la comparsa de “Los Santeros”. La formación carnavalera exhibió trajes de enorme colorido bajo el título “Jardines de Versalles”. Coreografía, ritmo y explosión de colores.

Una tarde agradable

La tarde seguía agradable y feliz bajo el sol y sin excesivo frío, una tarde muy llevadera para estar a pie de calle disfrutando de los trajes, las coreografías y las músicas, que bascularon desde lo medieval a lo electrónico, pasando por clásicos de hace décadas como “Personal Jesus” (Depeche Mode) o “There must be an angel” (Eurythmics), la épica de “Así habló Zaratustra” o los toques más marchosos y actuales.

La carroza de Como Tú estaba presidida por un gran pájaro de colores intensos y encabezada por un par de timbales. 

Nos Apetece apostó por Egipto con trajes originales con máscaras faraónicas sobre las cabezas, escarabajos a la espalda y dorados en el pecho.

Mesegueros desfiló con “Grainne Mhaol”, un homenaje a la pirata irlandesa del siglo XVI, también conocida como Grace O’Malley. Comparsa de corte naval con bajeles sobre la cabeza, calaveras en lo más alto y banderas piratas al viento.

Tras Mesegueros, la carroza de “Torremocha”, espectacular su castillo con tres grandes dragones, un bello rosetón, vidriera, arcos ojivales, fuego en sus torreones y un monje cerrando la carroza.

El gran susto de Vértigo

Recorriendo el desfile no aparecía por ningún sitio la peña “Vértigo”. Dudas. No se sabía qué había pasado con su comparsa. La triste realidad estaba en la calle Veterano, vía de acceso al desfile. Allí, el tractor que encabezaba su comitiva había causado serios daños a 4 vehículos en un accidente que milagrosamente quedó en nada. Por ello, Vértigo terminó saliendo en la parte final del desfile tras superar un duro trance.

Antes de Vértigo se pudo ver a otras peñas. Por ejemplo, el “Stargate” de Tornado Dance, una visita a Egipto distinta a la de Nos Apetece, un Egipto que mira a las estrellas, una puerta estelar en la que dioses y seres intergalácticos conviven. Como siempre, Tornado Dance ofreció ritmo y coreografías muy físicas.

Carroza de El Enigma de la Máscara, un trabajo en el que aparecía un dios guerrero tras el cual se podía ver un volcán humeante que dejaba escapar su lava. “Kauil, el dios del fuego” era su título, en honor a la deidad maya.

Ritmomanía con “Niágara”, un grupo mayoritariamente femenino con toques estilizados, elegante indumentaria y ritmo.

La reivindicativa aparición de Pequeños Aficionados surgía después con su exigencia de un tren digno para Extremadura, comparsa que incluía un tren con locomotora y 4 vagones.

Vértigo andaba por la parte posterior intentando superar sus problemas con el trabajo “Nahualli”, ser sobrenatural del mundo mesoamericano.

Cerraba el desfile la reina juvenil, Sara Curiel, poniendo fin a un desfile que se prolongó alrededor de 3 horas.

 

Compartir
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Aceptar