Grupos antinucleares alertan sobre los fallos de diseño de CNA

0

Adenex y Ecologistas en Acción del Campo Arañuelo han emitido un comunicado recordando el accidente nuclear de Fukushima, del que se cumplirán 8 años el próximo 11 de marzo, un comunicado en el que exigen aprender de aquel desastre.

En este sentido, las dos formaciones antinucleares siguen pidiendo que la Central Nuclear de Almaraz (CNA) cierre sus puertas en 2020 coincidiendo con el final de su permiso de explotación y anticipándose ligeramente al final de la vida útil de sus dos reactores nucleares.

Desde ambos grupos ecologistas se alerta sobre los fallos de diseño de la la central nuclear almaraceña que siguen sin resolverse.

Uno de ellos radica en que “en caso de emergencia no se disponga de generadores seguros y contrastados, así como de bombas de refrigeración claves para el funcionamiento ‘normal’ de la central y que en caso de ocurrir simultáneamente con algún fallo del reactor originen la fundición de este”.

En segundo lugar se refieren a que “los generadores de vapor siguen teniendo tubos afectados por corrosión intergranular y, por tanto, continúan degradándose y obligando a taponar las fisuras hasta rozar el límite fijado por el Consejo de Seguridad Nuclear”.

Además, alertan sobre el hecho de que el fenómeno de corrosión es “un nuevo factor tecnológico de difícil tratamiento y solución” y que este puede aparecer “tanto en las tapas de las vasijas como en las penetraciones de las barras de control o en las operaciones de soldadura”.

“Y lo más grave -dice la nota- es que se desconocen las afecciones al núcleo del reactor, así como parte del circuito primario por ser de difícil acceso y comprobación objetiva”.

 

Compartir
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Aceptar