Tormentón en Plasencia con récords nacionales de lluvia y viento

0

Eran las 9 de la noche cuando una tormenta brutal empezó a descargar con una furia poco común sobre Plasencia. Tromba de agua, vientos tremendos… y no durante poco tiempo. La tormenta se prolongó durante la noche y dejó estampas inusuales en la capital del Jerte con calles inundadas, cascotes sobre las aceras, instalaciones municipales dañadas y asombro entre todos los vecinos.

No era para menos, ¡Plasencia fue ayer, 28 de agosto, el municipio de España donde más llovió y donde se registraron los vientos más veloces! Sobre la ciudad cayeron 83,8 litros por metro cuadrado en apenas 3 horas, entre las 9 y las 12 de la noche. La segunda zona más lluviosa del país fue el puerto de Navacerrada con 70,2.

En cuanto al viento, Plasencia vivió su momento álgido a las 21:50, cuando se registraron vientos de 85 kilómetros por hora, los más salvajes de toda España con mucho, ya que el segundo lugar ventoso de la nación fue Izaña, en Canarias, con 54 kilómetros por hora, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Los equipos de emergencia no daban abasto en la ciudad. Parques inundados, rotondas en las que el agua superaba la parte superior de los neumáticos de los coches, ramas caídas, locales inundados…

En el parque de La Isla, el canal de baño se desbordó inundando la tierra y el césped, y un torrente de agua descargó sobre el restaurante La Isla, ubicado en la parte central del parque y al que corresponde la fotografía de esta información, un establecimiento en el que los clientes vieron cómo les llegaba el agua por los tobillos.

No fue Plasencia el único lugar de la provincia de Cáceres donde hubo problemas ayer. Trujillo volvió a sufrir una fuerte tormenta. Y es que septiembre ha llegado de golpe, sin avisar.

Compartir
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Aceptar